Conoce cuál es el perfil de un Vigilante de Seguridad y cómo convertirte en uno. ¿Quieres formarte para convertirte en Vigilante de Seguridad? Contáctanos.

 

¿Qué es un Vigilante de Seguridad?

 

Un Vigilante de Seguridad es un profesional que trabaja dentro del ámbito de la Seguridad Privada. Su función principal es proteger bienes e inmuebles de todo tipo. Para ejercer en este oficio se necesita de una habilitación del Ministerio del Interior, la cual es conocida como TIP. A su vez, para poder obtener la Tarjeta de Identidad Profesional hay que realizar una formación previa y superar un examen teórico y uno físico diseñados por el Cuerpo Nacional de Policía. Esto quiere decir que los Vigilantes tienen una capacitación adecuada para cumplir sus actividades y realizar las tareas necesarias.

Una de las grandes ventajas para los Vigilantes de Seguridad es que la seguridad privada tiene servicios personalizados según el tipo de bienes e inmuebles, y es por ello que se pueden realizar hasta 14 especializaciones diferentes a través de las formaciones específicas. Esto abre muchas puertas laborales y el abanico de posibilidades de trabajo es muy amplio.

 

¿Qué características tiene un Vigilante de Seguridad?

 

Para trabajar en el ámbito de la seguridad hay que tener algunas particularidades propias de quienes ejercen este oficio. Si bien anteriormente las mencionamos, a continuación describiremos las más destacadas y a las cuales debes prestar particular atención. Ellas son:

 

Buen estado físico

 

La vigilancia muchas veces requiere una reacción rápida y eficaz. Es por ello que debes cuidar la salud y mantener un buen rendimiento físico para poder actuar ante cualquier situación de riesgo que pueda presentarse. 

 

Agudo sentido común

 

Un Vigilante de Seguridad debe estar atento y analizar los contextos que lo rodean. Es clave, entonces, mantener todos los sentidos alerta y poder intuir situaciones antes de que sucedan.

 

Presencia y habilidades comunicativas

 

La serenidad, la capacidad de dialogar, la asertividad y comunicación efectiva con otras personas son herramientas realmente valiosas. Además, hay que mostrar un aspecto confiable y sólido, por lo que la presentación personal no debe descuidarse.

 

Capacidad de trabajo en equipo y liderazgo

 

Realizar tareas conjuntas con otros integrantes del equipo es un hecho constante en esta profesión. Puede suceder con Vigilantes de Seguridad de la misma empresa o con las fuerzas públicas. Cualquiera sea la ocasión, hay que estar acostumbrado a hacerlo. También es frecuente que en momentos particulares hay que actuar de manera veloz y oportuna, y para ello hay que ser capaz de tomar la posición de liderazgo.

 

Formación

 

Para finalizar, esta característica es un factor clave para el Vigilante de Seguridad. Sin tener una mínima formación es imposible acceder a un puesto de trabajo de este tipo. En caso de estar trabajando en el rubro, de igual manera es importante capacitarse para estar al tanto de avances y de nuevos cursos de especializaciones.

 

Funciones de un Vigilante de Seguridad

 

Las funciones de un Vigilante de Seguridad son diversas debido a su gran cantidad de especializaciones. Sin embargo, se pueden mencionar algunas que son las más comunes y que comparten la mayoría de estos profesionales:

  • Proteger bienes e inmuebles: Esta función es la que identifica por excelencia a los Vigilantes de Seguridad y es una de las tareas claves en esta profesión. La actividad incluye proteger a las personas que están dentro de los establecimientos.
  • Realizar chequeos: Esta tarea consiste en realizar chequeos de identidad, de objetos personales, de mercancías y/o de vehículos. La actividad se hace durante el acceso o en el interior del establecimiento donde se presta servicio.
  • Evitar que se cometan actos delictivos: La tercera función consiste en vigilar y evitar la destrucción, robo, alteración o modificación del bien que está protegiendo el Vigilante.
  • Poner a los delincuentes a disposición de las Fuerzas de Seguridad: Si el Vigilante presencia algún acto delictivo tiene que retener al delincuente para ponerlo a disposición de las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado. Sumado a ello, hay que presentar las pruebas e instrumentos del delito.
  • Proteger dinero y objetos valiosos: En este punto cabe remarcar que la protección debe darse durante el proceso de traslado, recuento, clasificación y almacenamiento del dinero o del objeto valioso. 

Prestar servicios de respuesta ante alarmas: El vigilante tiene que llevar a cabo la prestación de servicios de verificación y respuesta de las señales de alarmas que se produzcan.

 

¿Cómo convertirse en Vigilante de Seguridad?

 

Puedes convertirte en Vigilante de Seguridad de dos maneras distintas. Una de ellas es haciendo el curso tradicional de 180 horas, mientras que la otra forma es a través del Certificado de Profesionalidad de Vigilante de Seguridad, el cual consiste en una formación de tres meses. 

En ese período de 90 días, dentro de la misma academia de aprendizaje donde realizas el certificado, se rinden todos los exámenes correspondientes. Esta opción tiene el beneficio de que los propios profesores que dictan el cursado serán quienes evalúan a los alumnos.

 

En Ideas Seguridad Privada te ayudamos a convertirte en Vigilante de Seguridad

 

Si quieres convertirte en Vigilante de Seguridad y conocer mejor el perfil de un Vigilante de Seguridad no dudes en contactarnos. En Ideas Seguridad Privada tenemos más de ocho años de experiencia en el sector y estaremos encantados de ayudarte a cumplir tus metas. Nuestra academia está autorizada a impartir el Certificado de Profesionalidad de Vigilante de Seguridad y contamos con el mejor equipo de profesionales para ello. Puedes llamar al 971 721 154, o escribirnos a través del botón de WhatsApp de abajo a la derecha.

Contáctanos