¿Quieres saber qué es un controlador de accesos y cómo convertirte en uno? En este artículo te lo explicamos. ¿Quieres formarte con nosotros? Contáctanos.

Un Controlador de Accesos es quien se encarga de realizar tareas de servicios auxiliares. Se diferencia de un Vigilante de Seguridad en que el controlador no tiene las facultades para intervenir en la prevención de delitos, retener a personas, solicitar su identificación ni actuar más allá de los límites del establecimiento en el que cumple su labor. 

El lugar de trabajo es muy variado, ya que el Controlador de Accesos puede realizar sus funciones en fábricas, negocios, hoteles, edificios, estadios, parkings, fincas, obras en construcción, etc.

 

¿Qué entendemos por Controlador de Accesos?

 

Por Controlador de Accesos entendemos a aquel profesional que se encarga de realizar ciertas tareas en determinados establecimientos. Si bien no es un Vigilante de Seguridad, entre ellos son un complemento perfecto porque ayudan a mantener el orden y la tranquilidad. 

Las funciones de un Controlador de Accesos son varias a lo largo de su jornada laboral, pero la principal actividad es reportar todo tipo de información que sea relevante y controlar quién entra y sale del lugar.

 

¿Cuáles son los requisitos para ser Controlador de Accesos?

 

Los requisitos para ser Controlador de Accesos son solamente cuatro:

  • Tener más de 18 años.
  • Tener la ciudadanía española o de algún país de la Unión Europea. En el caso de no tener ninguna, se debe contar con el permiso de residencia y trabajo.
  • No haber sido condenado por delitos contra las personas, el patrimonio o la salud pública. En el caso contrario, se debe justificar que los antecedentes de los delitos cometidos han sido cancelados.
  • Haber realizado el curso de formación en un centro de formación habilitado por el Gobierno de España.

 

Funciones de un Controlador de Accesos

 

Las funciones son:

  • Verificar que los accesos estén en condiciones: Dependiendo de la situación, algunos accesos deberán estar cerrados mientras que otros tendrán que permanecer abiertos. Una de las actividades de los controladores es procurar que los accesos estén habilitados o inhabilitados, según corresponda.
  • Supervisar el recinto: Se debe chequear el establecimiento del cual se encargan. Como tareas iniciales, el controlador tiene que observar que todo esté en óptimas condiciones, conocer su zona de trabajo e identificar errores en los accesos.
  • Recibir paquetes y gestionarlos: Otra actividad es recibir paquetes y encomiendas y gestionarlos de la manera correcta, siguiendo los protocolos correspondientes.
  • Recibir a las personas: Esta tarea consiste en recibir, controlar y supervisar a quienes entran. Tener un control de la cantidad de personas siempre es bueno para prevenir situaciones de riesgo.
  • Realizar cualquier tarea para mantener el establecimiento en orden: El controlador debe hacer toda actividad que se considere necesaria para el bienestar del establecimiento. Desde limpiar y ordenar su área de trabajo hasta ser guía de las personas que entran y no saben hacia dónde dirigirse. 

 

En Ideas Seguridad Privada te formamos para que te conviertas en Controlador de Accesos

 

¿Estás interesado en convertirte en Controlador de Accesos? ¡Contáctate con nosotros! En Ideas tenemos a los mejores profesionales para formarte. Además, somos una Academia de formación habilitada para impartir los cursos. 

Por cualquier duda o consulta puedes llamarnos al 971 721 154 o escribirnos a través de nuestro botón de WhatsApp que encontrarás abajo a la derecha.

Abrir chat
Contáctanos