Conoce si puedes llegar a ser Vigilante de Seguridad sin examen. ¿Quieres convertirte en Vigilante de Seguridad? Contáctanos sin compromiso y déjanos ayudarte.

 

¿Se puede ser Vigilante de Seguridad sin examen?

 

Para trabajar en un puesto como lo es el de Vigilante de Seguridad debes ser una persona formada y capacitada tanto en la parte física como en la teórica. Hay muchas cuestiones que un profesional de esta área debe tener en cuenta a la hora de hacer su labor. Estas cuestiones tienen que ver con marcos jurídicos, legales, los instrumentos y la técnica, entre otras cosas. 

Es por ello que no se puede improvisar a la hora de dejar a alguien a cargo de este oficio y, para asegurar que eso no ocurra, se le toma un examen a cada aspirante de Vigilante de Seguridad.

 

¿Cómo puedes llegar a Vigilante de Seguridad?

 

Puedes llegar a Vigilante de Seguridad de dos formas distintas. La primera de ellas es haciendo el curso tradicional que dura 180 horas, mientras que la otra manera es a través del Certificado de Profesionalidad de Vigilante de Seguridad, que consiste en una formación de 90 días. En ese período de 3 meses se rinden todos los exámenes correspondientes. 

Lo destacable de la segunda opción es que se rinde dentro de la misma academia de aprendizaje donde se realiza el certificado y los propios profesores que dictan el cursado serán quienes evalúan a los alumnos

 

¿Cómo es la prueba de Vigilante de Seguridad?

 

La prueba de Vigilante de Seguridad se divide en dos partes, una física y otra teórica. El examen teórico es escrito, de opción múltiple y contiene entre 80 y 100 preguntas

En la parte física se pone a prueba la resistencia y la fuerza de tu cuerpo. Antes de esta etapa es muy importante la preparación y el entrenamiento. Claro está que ambas modalidades deben ser superadas si quieres convertirte en Vigilante de Seguridad.

 

Prueba Teórica

 

Como dijimos anteriormente, la prueba teórica de Vigilante de Seguridad consiste en un examen de opción múltiple que tiene entre 80 y 100 preguntas. Para finalizar tendrás un máximo de 50 minutos y debes sacar un mínimo de 5 (en una escala de 0 a 10) para aprobar.  

¡Cuidado! ¡Las preguntas incorrectas restan puntos! En este examen por cada dos respuestas incorrectas se te restará una respuesta correcta.

El temario de la prueba teórica para Vigilante de seguridad consta de los siguientes módulos: 

  • Módulo área jurídica.
  • Módulo socio-profesional.
  • Módulo técnico-profesional.
  • Módulo instrumental.

 

Prueba Física

 

Las pruebas físicas para Vigilante de Seguridad se dividen en dos partes. Una de ellas evalúa el tren superior, mientras que la otra, el tren inferior. Los exámenes y las exigencias pueden variar en relación al sexo del aspirante y de la edad que tiene.

Para poder realizarlas es obligatorio asistir con vestimenta deportiva y tener un certificado médico (el cual debe ser presentado al Tribunal) en el que consten tus condiciones físicas necesarias para hacer las pruebas.

 

En Ideas Seguridad Privada te ayudamos a convertirte en Vigilante de Seguridad

 

Como has podido ver en el artículo, no se puede ser Vigilante de Seguridad sin examen. Aún así, si quieres prepararte para el examen de Vigilante de Seguridad, ¡Contacta con nosotros! En Ideas Seguridad Privada llevamos más de ocho años trabajando en la formación de profesionales del área de Seguridad Privada y podemos prepararte para las pruebas físicas y teóricas.

Por cualquier duda o consulta puedes llamar al 971 721 154, o escribirnos a través del botón de WhatsApp de abajo a la derecha.

Abrir chat
Contáctanos